Gloria A. escribe:

Antes de que llegue una mano extraña y rompa todo:

siente como siempre profunda la llama del deseo,
nota tu corazón palpitando sin pausa y al compás,
sonríe con dulzura y mira hacia arriba,
al horizonte, sin fin, como debe ser.

Cuando esa mano desconocida estropee tu mundo
observa tus puños:

uno protege tu rostro, el otro prepara su golpe,
eres tú quien ha destrozado siempre el paraíso.
Sigue más arriba, adelante, abierto al fluir vital...
Todo se cumple, perfecto, manifiestas tu beso, es tu realidad.


Autora: © Maite Perez-Pueyo

☆Maite Perez-Pueyo | Glitch Art☆

@maiteperezpueyo.glitchart

INSTAGRAM FEED

@maiteperezpueyo